miércoles, 21 de enero de 2009

Jugar por jugar (Joaquín Sabina y Mª Dolores Pradera)

Mi canción de hoy es Jugar por jugar de Joaquín Sabina. Pertenece al duodécimo trabajo de Sabina, titulado "Yo, mi, me, contigo" publicado en 1996. Se trata de uno de mis discos preferidos y que nunca cansaré de escuchar, así que os aseguro que muchas canciones de ese trabajo van a estar en mi canción del miércoles.

Joaquín Sabina se convirtió de la noche a la mañana en una especie de droga para mí. Quién me iba a decir a mí, cuando lo veía de pequeña cantar (porque cantaba de aquella todavía) en aquel programa de TV titulado "Si yo fuera presidente" canciones como "Telespañolito", que con el tiempo sería mi músico de cabecera. Siempre cuento que entré en el instituto echando pestes de él y salí aclamándole. Todos tuvimos un momento en el que nos hicimos "sabineros" y el mío fue en el viaje de estudios. De tanto que ponían sus canciones, acabó por convencerme. Un día compré el Física y Química y a partir de entonces, era salir lo nuevo de Sabina y comprarlo al día siguiente. Y es increíble que todavía me siga sorprendiendo con sus letras y su poesía.


Esta canción es un vals, que se puede interpretar como una filosofía de la vida (como no podría ser de otra forma, la letra es memorable y encontramos metáforas y versos de esos que te hacen pensar…). La música es de Ariel Rot, quien colaboraría en este disco en otra canción más titulada "Viridiana" (precioso mariachi en el que canta también Andrés Calamaro). La letra es pura poesía y hay un verso que es mi frase preferida: "La rana esconde un príncipe encantado tu boca un agridulce de membrillo ¡qué ganas de un cursillo acelerado de besos de tornillo!". Como anécdota, os contaré que en un concierto que fui de él en un teatro, cuando tocaron esta canción salía un hombre en patinete vestido de marinero (no sé quién sería), por aquello de "conviene entrar penúltimo en la meta de la vuelta a la infancia en patinete…". Sorprendentemente, volvió a salir un rato después cuando estaban tocando una canción donde decía que tuvo sexo con la protagonista (no recuerdo cuál era). En esta ocasión llevaba un cartel que decía "Es mentira" (como la canción), da la vuelta por el escenario y detrás del cartel decía "No se la tiró". Vaya risa, de verdad.

Os dejo el audio y la letra, que hay escuchar con atención.



Sugiero que el más triste de los presos
tenga derecho a sábanas de seda;
bendita sea la boca que da besos
y no traga monedas.

Propongo corromper al puritano,
espiar en la ducha a las vecinas,
ir a quitarle al dios de los cristianos
su corona de espinas.

Nada de margaritas a los cuerdos,
hay que correr más que la policía
para bailar el vals de los recuerdos
llorando de alegría.

La vida no es un block cuadriculado
sino una golondrina en movimiento
que no vuelve a los nidos del pasado
porque no quiere el viento.

Se aconseja dormir a pierna suelta
lejos de tentaciones de diseño,
que no pase de largo por tu puerta
el hombre de tus sueños.

La rana esconde un príncipe encantado,
tu boca un agridulce de membrillo
¡qué ganas de un cursillo acelerado
de besos de tornillo!

Y jugar por jugar
sin tener que morir o matar,
y vivir al revés
que bailar es soñar con los pies.

Conviene entrar penúltimo en la meta
de la vuelta a la infancia en patinete
y fusilar al rey de los poetas
con balas de juguete.

Por qué no doctorarse en cremalleras
como hace la hormiguita por tu espalda
e hilvanar con jirones de banderas
braguitas rojigualdas.

Hacen falta cosquillas para serios,
pensar despacio para andar deprisa,
dar serenatas en los cementerio
muriéndose de risa.


Esta canción fue versionada para un dueto entre Joaquín Sabina y Mª Dolores Pradera, a la que admiro profundamente. La letra está algo cambiada, pero el dúo es formidable.



Sugiero que el más triste de los presos,
tenga derecho a sábanas de seda,
bendita sea la boca que da besos,
y no traga monedas... y no traga monedas.
Propongo corromper al puritano,
espiar en la ducha a las vecinas,
ir a quitarle al Dios de los cristianos,
su corona de espinas, su corona de espinas.

Nada de margaritas a los cuerdos,
hay que engañar a la melancolía,
para bailar el vals de los recuerdos,
llorando de alegría, llorando de alegría.

Y jugar por jugar,
sin tener que morir o matar,
y vivir al revés,
que bailar es soñar con los pies.

Conviene entrar penúltimo en la meta,
de la vuelta a la infancia en patinete,
y fusilar al rey de los poetas,
con balas de juguete, con balas de juguete.
Y luego doctorarse en cremalleras,
como hace la hormiguita por tu espalda,
que se quede a vivir la primavera,
debajo de tu falda, debajo de tu falda.

Hacen falta cosquillas para serios,
pensar despacio para andar deprisa,
dar serenatas en los cementerios,
muriéndonos de risa, muriéndonos de risa.

Y jugar por jugar,
sin tener que morir o matar,
y vivir al revés,
que bailar es soñar con los pies.

La vida no es un bloc cuadriculado,
sino una golondrina en movimiento,
que no vuelve a los nidos del pasado,
porque no quiere el viento, porque no quiere el viento.
Se aconseja dormir a pierna suelta,
lejos de tentaciones de diseño,
que no pase de largo por tu puerta,
el hombre de tus sueños, el hombre de tus sueños.

La rana esconde un príncipe encantado,
tu boca un agridulce de membrillo,
¡qué ganas de un cursillo acelerado,
de besos de tornillo, de besos de tornillo!

Y jugar por jugar,
sin tener que morir o matar,
y vivir al revés,
que bailar es soñar con los pies.

Y jugar por jugar,
sin tener que morir o matar,
y vivir al revés,
que bailar es soñar con los pies.



1 comentario:

  1. Qué canción tan entrañable! También me encanta Sabina y uno de mis favoritos de él es "Yo, mi, me, contigo". No recordaba que la música fuera del gran Ariel.

    Qué bueno, pensaba colgar en mi blog una de las canciones de este disco (Y sin embargo te quiero), pero creo que te voy a tener que pedir la vez, jeje.

    ResponderEliminar

¡Hola! Me encanta que comentéis algo; eso sí: nada de spam y todo con buena educación. ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...